Plaza de Toros

La plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla es la sede de las corridas de toros que se realizan en la ciudad de Sevilla, teniendo especial relevancia para los aficionados las que se celebran durante la Feria de Abril.

Es considerada una de las plazas más importante y con mayor tradición taurina de España. Apodada popularmente como la «Catedral del Toreo»,  actualmente es uno de los centros de atracción turística más populares de la ciudad y está entre los monumentos más visitados de la misma.

La imagen actual de esta joya arquitectónica es el resultado de las sucesivas reformas a las que se ha visto sometida, desde que se inició su construcción en 1761 hasta que se concluye en 1881 (120 años más tarde).

Construida originalmente en madera en 1733, en el monte del Baratillo (por lo que es conocida también como Coso del Baratillo), es una de las plazas más antiguas y bellas de España y la primera en forma circular (ovalada). Cuenta el coso maestrante con unas 12.000 localidades aproximadamente.

Este ejemplo de arquitectura tardo-barroca, tiene categoría de Bien de Interés Cultural (BIC) y es propiedad de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, corporación que le da su nombre .

Esta corporación , de carácter privado , se encarga de mantener el monumento y su museo , en perfecto estado de conservación , además de llevar a cabo múltiples actividades de carácter benéfico y social, de fomento del arte ecuestre y de apoyo a la tauromaquia.

Se puede afirmar con rotundidad que la historia de la plaza de la Maestranza es la historia misma del toreo. Por su albero han pasado todas las grandes figuras que escribieron páginas de oro de la Tauromaquia.

No sólo figuras del ámbito taurino, también han sido numerosas las personalidades, tanto nacionales como internacionales, que han contribuido con su presencia a dar calor y color a las localidades del histórico coso, convirtiendo a esta plaza en perfecta embajadora de Sevilla en el mundo, orgullo de los sevillanos y del mundo taurino.

En los aledaños de la plaza se encuentran estatuas dedicadas a los toreros sevillanos que más han triunfado en la misma. Destacando entre ellas, la dedicada a Curro Romero, del escultor Sebastián Santos Calero y la dedicada a Manolo Vázquez, del escultor Luis Álvarez Duarte .